Internacionales

China logra su cifra más baja de contagiados: 44 en un día

 

BEIJING: China prácticamente ha ganado la batalla contra el coronavirus o por lo menos, ese es el mensaje propagandístico que lanzan desde Pekín. Los cierres de ciudades, las estrictas cuarentenas y los controles de los movimientos de la población, han funcionado.

Este fin de semana, por primera vez desde que empezara la crisis del coronavirus a mediados de enero, el país se despertó con menos de 100 nuevos casos de contagio. La tendencia a la baja prosiguió este lunes, con 44 nuevos infectados.

“El mundo le debe gratitud a China”, rezaba hace unos días un comunicado de la agencia estatal de noticias Xinhua. Ya es un hecho que otros países como Corea del Sur, Irán o Italia tienen a diario muchos más infectados.

Aunque desde el Partido Comunista presumen de su mano dura y del sacrificio de su pueblo, lo cierto es que sus políticas de contención han sido alabadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Te puede interesar:   "No merecía morir por 20 dólares": el hermano de George Floyd pide al Congreso reformar el sistema policial

Y ahora, mientras el coronavirus sigue propagándose por el resto del mundo, desde el gigante asiático sirven su ejemplo en bandeja. Sobretodo mirando a Europa. “Los progresos de China ofrecen experiencia para la lucha de Europa contra el virus”, decía este fin de semana otro artículo de Xinhua.

Hace unos días, en Pekín, uno de los voluntarios que se encargan de repartir las tarjetas que permiten a los ciudadanos salir de sus casas y moverse con libertad por la ciudad, explicaba las ocho normas que hay que cumplir a rajatabla. Desde lavarse las manos varias veces al día hasta no juntarse más de tres personas en un espacio público.

Aquel hombre que llevaba el brazalete rojo del Partido Comunista, al ver que el pasaporte que pidió para hacer el registro era español, no titubeó al soltar la frase alarmista: “En China os hemos dado tiempo para que reaccionéis. Sin embargo, habéis insistido en que esto era sólo una gripe. Espero que no sea tarde para vosotros”.

Te puede interesar:   Energía solar, el ‘motor’ de la próxima generación de invernaderos

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba