Panorama

Impacto por muertes causa consumo bebidas adulteradas motiva autoridades vigilen venta

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: Inspectores de ProConsumidor iniciaron este miércoles un amplio operativo de verificación de precios, calidad y originalidad de bebidas alcohólicas en diversos centros de expendios del Gran Santo Domingo, una medida que llega en forma tardía tras la muerte de al menos 22 personas por ingesta de bebidas clandestinas.

Mientras que el Ministerio de Salud Pública identificó dos posibles fuentes comunes de distribución de alcohol adulterado, vinculado a los casos de intoxicación aguda por metanol que han sido notificados al Sistema de Vigilancia Epidemiológica.

El operativo se realiza con el antecedente trágico del fallecimiento de casi 400 cientos personas durante el breve período de abril-mayo de 2020, por el consumo de clerén adulterado con metanol, según las autoridades sanitarias.

El director de ProConsumidor, Eddy Alcántara, informó haber instruido a los verificadores cerrar cualquier establecimiento comercial que incurra en violaciones a la ley en perjuicio de los consumidores.

Alcántara advirtió, además, que impondrán las multas pertinentes donde se comprueben ventas de bebidas alcohólicas adulteradas y otras anomalías que atente “contra la salud y el bolsillo de la población”.

Indicó que sus representantes están preparados no solo para establecer sanciones económicas, sino para instrumentar expedientes punibles por ante el Ministerio Público.

Te puede interesar:   Obispos llaman a reclusión por 15 días para frenar expansión de Covid-19

“Nosotros estamos desde las 6:00 de la mañana en operativos simultáneos en el Gran Santo Domingo para verificar la calidad de las bebidas alcohólicas, en caso de comprobarse que están adulteras vamos a proceder sin contemplación como establece la ley”, señaló.

Adelantó que el organismo bajo su dirección “irá más lejos porque vamos a instrumentar expedientes por ante el Ministerio Público para que haya consecuencias punibles y estos casos no vuelvan a ocurrir”.

Agregó que los inspectores tienen previsto realizar en los próximos días, operativos de supervisión en todos los establecimientos comerciales de expendios de bebidas alcohólicas del país.

Dijo que entre este viernes y sábado continuarán las inspecciones en San Pedro de Macorís, San Cristóbal y Santiago, lugares en los que reprogramaron dos y tres operativos por día para verificar denuncias de ventas de bebidas adulteradas.

Salud Pública

Este martes, el Ministerio de Salud sostuvo que la primera fuente de distribución de alcohol adulterado corresponde a colmados ubicados en diferentes puntos del país y la segunda concierne a un drink “localizado en un sector de Santo Domingo”.

Indicó que esta última fuente de distribución, estaría vinculado con la ocurrencia de intoxicaciones y muertes tras la ingesta de una bebida denominada “monday’s”.

Te puede interesar:   Entrevistas a postulantes para Defensor del Pueblo iniciaron hoy martes con grupos de 20 personas

El producto, según el organismo, es comercializado en vasos plásticos en forma frozen ligado con distintas frutas, como coco, fresa, manzana y menta, entre otras, por lo que se le da seguimiento, aunque aún no tiene el informe final que determine la responsabilidad del establecimiento.

Este martes se informó de los últimos cuatro decesos en los municipios Bonao (2), Puerto Plata (1) y el Distrito Nacional (1), este último se trató de una mujer miembro de una familia que ya registra cuatro decesos por causas similares.

2020, año devastador

Un despacho noticioso de la agencia EFE difundido el tres de junio daba cuenta de que al menos 203 personas murieron entre abril y mayo en la República Dominicana por el consumo de clerén, una bebida alcohólica de fabricación clandestina, que estaba adulterada con metanol.

Los nuevos datos representan 26 fallecidos más con respecto al último balance oficial, divulgado el 12 de mayo por el entonces ministro de Salud Pública Rafael Sánchez Cárdenas.

El cable significaba que, en total, de acuerdo con el funcionario, 326 personas (291 son hombres y 35 mujeres), se habían intoxicado en el país desde principios de abril, cuando se informó de los primeros fallecimientos por ingerir esta bebida.

Te puede interesar:   Reacciones adversas por decisión de la JCE de dotar de cedulas menores de 12 años embarazadas

La tasa de letalidad era de 62.33%, “muy superior a la del coronavirus en el país”, la que se situaba en 2.86%; 516 fallecidos y 18,040 infectados.

Sánchez Cárdenas, consideró que era “muy importante” continuar interviniendo las fábricas clandestinas dedicadas a la elaboración de este tipo de bebida, delito por el que han sido detenidas unas 28 personas, de acuerdo con datos de la Procuraduría General.

En algunos casos, la bebida fue ingerida por la creencia de que protege del COVID-19, según informaciones difundidas por el Ministerio de Salud Pública.

El clerén

El clerén es un destilado de caña de bajo precio cuyo consumo está muy extendido en Haití, en la frontera dominico-haitiana, así como en zonas pobres del Gran Santo Domingo.

La bebida de origen haitiano no es letal en sí y no suele causar intoxicaciones graves, pero el que ha ocasionado las muertes estaba contaminado con metanol, un alcohol muy tóxico.

La contaminación por metanol puede ocurrir en el proceso de elaboración, como resultado del destilado de maderas, o si se mezclan disolventes en la bebida para abaratar el producto final, que en el país también se conoce como tapa floja, tafia o triculí.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba