Salud

MOSCÚ.- Según los expertos de varias organizaciones internacionales y estadounidenses, el colorante artificial de la Coca-Cola, conocido como Caramelo IV, puede provocar cáncer.

El colorante Caramelo IV se añade al refresco para darle el característico color negro. Al calentarse, este componente genera subproductos conocidos como 2-metilimidazol y 4-metilimidazol (2-MI y 4-MI). Es precisamente este último el que se cree responsable de provocar cáncer, informa el sitio web Sin Embargo.

La Agencia Internacional de Investigación de Cáncer, una rama de la Organización Mundial de la Salud, incluyó este colorante en la lista de productos que causan cáncer en animales y no descartó la posibilidad de que también afecte a los humanos.

Además, el estado estadounidense de California mostró los frutos de su lucha contra la utilización de este subproducto: la Agencia de Protección Ambiental de California (OEHHA por sus siglas en inglés) añadió en 2011 al 4-MI en la lista de sustancias potencialmente cancerígenas, haciendo hincapié en que debe ser regulada. De esa manera, obligó a las empresas locales a etiquetar sus productos advirtiendo a los consumidores sobre las consecuencias de su consumo.

No obstante, pese a que las diferentes organizaciones internacionales llaman la atención a la peligrosidad de esta sustancia, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés), responsable de las cuestiones de salud alimentaria a nivel nacional, aún no ha marcado este componente como nocivo.

MACHIAS, MAINE, Maine, EEUU.- Agencias de salud pública y centros de rehabilitación de drogas en Estados Unidos luchan por dar alcance al significativo aumento de casos de hepatitis C que consideran que se ha originado, por lo menos en parte, por el creciente uso de heroína por vía intravenosa.

En respuesta, las autoridades están estableciendo o están sopesando programas de intercambio de agujas, pero a menudo se ven obstaculizados por la geografía —hay muchos casos en zonas rurales— y el costo del tratamiento en tiempos reducidos.

En el condado de Washington, en el extremo oriental del país, la tasa de la forma aguda de hepatitis C fue el año pasado la más alta en un estado donde ya era más del triple de la media nacional.

El problema, coinciden autoridades de salud, obedece al aumento del consumo de heroína y otras drogas inyectables y el intercambio de agujas para drogarse.

La historia de Ryan Kinsella es típica, tristemente. Quedó herido de gravedad por un accidente de escalada en roca y se volvió dependiente de los analgésicos opioides hace varios años. Cuando sus recetas se agotaron, buscó drogas en la calle, donde encontró que la heroína era barata y fácil de conseguir, así que sustituyó una adicción por otra. Ahora se está recuperando de hepatitis C.

"Es difícil conocer profesionales médicos que no te vean como un drogadicto", dijo Kinsella, de 33 años, quien dirige un taller de bicicletas en el pequeño poblado de Penobscot, en el condado de Hancock. "Hay un poco de estigma social y hay un poco de 'no hay nada que podamos hacer por usted' y es algo difícil de escuchar".

Maine vive su peor brote de hepatitis C aguda desde que comenzó a registrar casos en la década de 1990. En el condado de Washington, la tasa es de seis casos por cada 100.000 habitantes, muy por encima de la tasa nacional, que es de alrededor de 0,7 casos por cada 100.000 habitantes.

No obstante, el problema no se limita a Maine, por mucho. Ha afectado otras zonas, donde el consumo de heroína es una preocupación creciente. La hepatitis C afecta a unos tres millones de estadounidenses. El número de casos graves aumentó más de 270% de 2009 a 2013.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) reportan que el número de personas que consumen heroína aumentó casi 150% entre 2007 y 2013.

Los nuevos tratamientos para la hepatitis C están siendo noticia por su popularidad y precios elevados.

Harvoni es el nuevo medicamento líder para la enfermedad y cada pastilla cuesta más de 1.300 dólares. El número de recetas elaboradas para medicamentos de hepatitis C es más del doble alcanzando un promedio mensual de 48.000 durante los primeros meses del 2015.

MIAMI.- La cantante Jennifer López debe estar furiosa por una fotografía en donde su verdadero rostro maquillado quedó al descubierto. Sin retoques y con las arrugas expuestas…

Para desgracia de la ‘Diva de El Bronx', esta foto se ha vuelto viral y las comparaciones han sido constantes. Parece que a Jenni ya ni el maquillaje le favorece, ¿qué opinas?

Cierto día J.Lo aseguró que es “casi” enemiga del Photoshop, ¿será verdad? Lo cierto es que en casi todas sus fotos luce espectacular.

“Intento retocar lo mínimo las fotografías porque quiero que resulten reales“, dijo Jenni en entrevista para un programa televisivo.

Entre otras cosas, la ‘Diva del Bronx' dijo que se opone al retoque por el simple hecho de que prefiere que la conozcan al natural, pues sería un shock para ella que las imágenes reales de una sesión retocada salieran a la luz.

Una realidad es que el maquillaje le favorece mucho, pero últimamente le ha dado por mostrase con el rostro completamente limpio.

A veces trata de disimular, pero es evidente que su rostro casi siempre lleva una mínima gota de maquillaje, pues a pesar de los cuidados, hay que recordar que la diva tiene ya 45, y que los años cobran la factura de la fiesta, los desvelos y los excesos.

A pesar de algunos desperfectos en su cuerpecito, Jenni es todo un bombón y con sus fotos alborota a todos.

A sus 45 años es toda una lindura, pero hay que admitirlo, perfecta no es y decir que no usa mucho retoque en sus fotos es una total mentira.

 

NUEVA YORK.- El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, anunció hoy que han dado un nuevo paso para enfrentar la legionelosis tras confirmar que se elevó a diez el número de víctimas de la enfermedad, desde que comenzó el brote a mediados de julio, el peor en la historia de la ciudad.

De acuerdo con los datos más recientes del Departamento de Salud municipal, además de elevarse de 8 a 10 el número de muertos, aumentaron de 97 a 100 los casos, de los que 53 han sido dados de alta.

El epicentro del brote sigue siendo el vecindario sur del condado de El Bronx, donde las autoridades ya identificaron cinco torres de refrigeración que dieron positivo y que han sido tratadas para eliminar la bacteria de la legionela.

De Blasio anunció esta tarde que todos los dueños y administradores de edificios con torres de refrigeración, que no son la mayoría en Nueva York, deberán someterlas a pruebas y desinfectarlas en un plazo de 14 días. Si esa prueba se ha hecho en los pasados 30 días previos a la orden no deberán repetirla, explicó.

No cumplir con la orden del Departamento de Salud se considerará una falta. No obstante, se recordó que muchos dueños de edificios grandes hacen estas pruebas a las torres de refrigeración como algo rutinario. Destacó que aunque hasta ahora el brote se ha localizado en una sola comunidad de la Gran Manzana, han tomado este paso como precaución extra para evitar más casos.

Indicó que las autoridades de la ciudad han estado coordinando los esfuerzos con el Departamento de Salud del estado y otras autoridades estatales así como con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades.

“Hemos estado haciendo todos nuestros planes en consulta con ellos”, dijo el alcalde, quien agradeció al Departamento de Salud estatal porque está ofreciendo las pruebas de legionelosis gratis para los dueños de edificios.

El pasado martes se confirmó la muerte de una mujer de 58 años víctima de legionelosis en el estado de Michigan en una zona donde ya se había reportado otro caso de esa enfermedad, según la prensa local.

Las autoridades neoyorquinas han reiterado que el suministro de agua es seguro en toda la ciudad y que los sistemas de aire acondicionado particulares no están afectados, por lo que aclararon que es seguro seguir utilizándolos.

La legionelosis es un tipo de neumonía causada por bacterias que se adquiere, generalmente, por respirar vapor de agua que contiene las bacterias y que puede provenir de bañeras o duchas calientes o de grandes unidades de refrigeración.

El primer brote de legionelosis del que se tiene constancia apareció en 1976 en Estados Unidos, donde 221 veteranos de guerra reunidos en un hotel de Filadelfia (Pensilvania) se infectaron con la bacteria y 34 de ellos murieron. EFE rh/eat -K-SOC-SOCIEDAD-SALUD,SALUD-

NUEVA DELHI.- Anurudh Ganesan, un adolescente indio de 15 años, ha inventado un sencillo sistema de refrigeración que puede ayudar a la vacunación de residentes en zonas con infraestructuras deficientes o de difícil acceso. El hallazgo puede salvar millones de vidas que se pierden porque los fármacos no se conservan a las temperaturas debidas.

Un hallazgo puede salvar millones de vidas en populosos lugares del planeta como la India. El sistema de refrigeración VAXXWAGON, que mantiene la temperatura entre los 2 y 8 grados centígrados, está basado en la compresión de vapor. El refrigerador no requiere demasiada electricidad y puede ser fácilmente cargado usando fuerza humana o de animales, informa Business Insider.

Para demostrar que el refrigerador puede ser alimentado fácilmente, el adolescente Anurudh Ganesan pedaleó sobre una bicicleta. La prueba de VAXXWAGON duró un total 200 de horas durante las cuales el sistema de refrigeración mantuvo las temperaturas a niveles óptimos para la conservación de las vacunas.

Cuando los trabajadores sanitarios transportan las vacunas, tienen que asegurarse de que los fármacos se mantengan a una temperatura baja para que no pierda su eficacia. A menudo, los médicos cubren largas distancias por terrenos difíciles en los que la presencia de hielo o electricidad son sencillamente imposibles.

El invento del adolescente indio puede salvar muchas vidas. Según la Organización Mundial de la Salud, en 2013 1,5 millones de niños murieron por no recibir las vacunas apropiadas y eficaces, recoge Business Insider.

Ganesan se ha convertido en uno de los 20 finalistas de la Feria Mundial de la Ciencia organizada por Google, evento que promueve los logros científicos y apoya a los jóvenes.

MADRID.- En el mundo hay más de 347 millones de personas con diabetes, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Lejos de ser una patología en recesión, se prevé que se va a hacer cada vez más prevalente: así, para el año 2035, se calcula que serán 592 millones los diabéticos del mundo. De esta forma, según estimaciones de la OMS, la diabetes será la séptima causa de muerte en 2030.

Además de no producir suficiente insulina, esta patología tiene varios e importantes problemas asociados: puede dificultar el control de la presión arterial y del colesterol, algunos nervios del cuerpo pueden resultar dañados (causando dolor, hormigueo y pérdida de sensibilidad), y, como consecuencia del azúcar alto en la sangre, se puede producir un daño en los riñones.

También están los problemas del pie diabético, que puede desembocar incluso en la amputación de esta extremidad, y además, los problemas oculares. Una persona con un nivel de glucosa mal controlado puede presentar afectación en el nervio óptico, y esto podría desembocar en una ceguera.

Además de esta eventual pérdida de visión, no es raro que las personas diabéticas manifiesten problemas en la superficie del ojo. Si no controlan su glucosa como deberían, pueden sufrir inflamación en la córnea, sequedad en el ojo, más erosiones en el epitelio corneal y, además, tener una mayor incidencia de infecciones.

Teniendo en cuenta que estos son unos problemas relativamente comunes entre los diabéticos, optimizar la forma en que se manejan sería de gran importancia. Y justo en esto está Carmen Álvarez, profesora titular de Farmacia y Tecnología Farmacéutica en la Universidad de Santiago de Compostela. Ella, junto a su equipo, está a las puertas de embarcarse en un proyecto que pretende crear unas lentes de contacto para tratar el ojo diabético.

“Se trata de dotar de actividad terapéutica a las lentes de contacto que normalmente se usan para corregir la visión”, explica Álvarez, que ya ha desarrollado, en el pasado, lentillas que tratan infecciones, glaucoma, o alergias.

Con estas lentes, el paciente podría manejar, tanto sus problemas de visión, como las complicaciones oculares que padece como consecuencia de la diabetes. Para ello, explica Álvarez, “se incorporan unas serie de fármacos a la lente que permitirán reducir la progresión de estas patologías”.

¿Y cómo se consigue esto? Álvarez explica que las lentillas son, en realidad “hidrogeles, una serie de entramados de polímeros”. Son esos polímeros, cuenta, “los que vamos a modificar para que tengan una serie de grupos químicos que puedan captar el fármaco y cederlo después, cuando las lentes se coloquen sobre la superficie del ojo”.

De esta forma, la lentilla que se pondría la persona tendría que haber sido previamente cargada con el fármaco en cuestión. Sobre si, pasado el tiempo, sería necesario recargarlo, Álvarez responde que eso “dependerá del tipo de lente” que se use (diarias, de un mes, etc).

Pero el proyecto de esta farmacéutica no consiste sólo en modificar unas lentillas corrientes para que tengan estas propiedades terapéuticas: su idea es ir al inicio, y que el equipo se encargue también de fabricar las lentes. “Nosotros hacemos el diseño, para que las lentes tengan estas prestaciones como vehículo del fármaco”.

Estos medicamentos no serían otros que los que los diabéticos ya usan en forma de colirios. El problema, explica Álvarez, “es que, por esta vía, su tiempo de permanencia en la córnea es muy reducido”. Sin embargo, “la lente podría actuar como una plataforma capaz de liberar lentamente el fármaco, y de esa manera, conseguir niveles terapéuticos durante más tiempo”.

Aunque el objetivo de estas lentillas sería, principalmente, tratar las complicaciones superficiales del ojo diabético, según explica Álvarez, lo bueno es que “si estos problemas se empiezan a corregir tempranamente, las patologías oculares internas también se ven beneficiadas”.

Dada la utilidad y la aparente facilidad de manejo de este producto, muchos se preguntan cuándo estarán disponibles estas lentillas adaptadas. Según explica la investigadora principal del proyecto, “de momento, nos acaban de conceder la financiación”. A partir de ahora, y durante un año, “nos centraremos sobre todo en la parte de diseño y la evaluación preclínicia”. Al finalizar esa etapa, el objetivo es tener unos prototipos. “Aunque el proceso de comercialización será lento, estamos muy ilusionados”, concluye.

ITALIA.- Desde hace tiempo se habla del efecto favorable que el café ejerce sobre el cerebro. Sin embargo, científicos italianos acaban de determinar que ese efecto protector puede depender de cómo cambia con el tiempo el hábito de consumo de la bebida.

nvestigadores italianos han descubierto que aumentar la cantidad habitual de tazas de café al día en una edad avanzada, puede ser peligroso. Según un estudio publicado en 'Journal of Alzheimer's Disease', esto puede afectar negativamente la capacidad mental e incluso provocar Alzheimer y demencia senil.

Los científicos analizaron durante 3 años y medio los datos de casi 1.500 italianos, cuya edad oscilaba entre 65 y 84 años. El estudio mostró que los que mantuvieron su hábito de consumo moderado de café (1 a 2 tazas al día), tenían menor riesgo de desarrollar un deterioro cognitivo que los que no bebían café o lo hacían raramente. Al mismo tiempo, los de edad avanzada que comenzaron a consumir más tazas de lo habitual, eran 1,5 veces más propensos a desarrollar un deterioro cognitivo que los que no alteraron sus hábitos y 2 veces más que los que redujeron el consumo. El mecanismo biológico detrás de ese efecto aún no está claro.

El estudio se refiere al deterioro cognitivo moderado expresado en la disminución de la memoria, la capacidad de concentración, y de aprender y resolver problemas intelectuales fuera de la norma de la edad. Dichos trastornos pueden ser la etapa previa del Alzheimer y de la demencia senil.

MADRID.- Hay sitios donde el paso del tiempo es totalmente reversible. En un mes, se puede viajar desde la madurez hasta la juventud casi absoluta de un embrión. Lo más sorprendente es que ese viaje lo hacen células humanas como las que componen cualquiera de nuestros órganos. Pero todo esto solo es posible en un laboratorio de biología molecular adecuado.

En 2006, el japonés Shinya Yamanaka logró por primera vez esa reprogramación celular, por la que ganó un Nobel en 2012. Desde entonces, se ha comprobado que aplicar esa investigación para retrasar el envejecimiento y las dolencias que lleva consigo es una labor titánica, en parte porque la vida se rebela contra estos intentos de viajar a contracorriente. Uno de los casos más llamativos es el de las células de personas mayores, que no pueden ser reprogramadas hasta su estado embrionario. Ahora, un equipo de investigadores en España y EE UU ha conseguido salvar ese escollo y de paso ha descubierto una forma de revertir el envejecimiento acelerado.

Su trabajo se ha centrado en el estudio de enfermos de progeria, una enfermedad muy rara que hace envejecer a las personas unas ocho veces más rápido de lo normal. Muchos mecanismos que regulan esa senectud acelerada son los mismos que en personas sanas, por lo que la progeria se convierte en un excelente campo de batalla para conseguir tratamientos que alivien o detengan los efectos del envejecimiento en general.

En un estudio publicado hoy en Nature Cell Biology, el equipo, liderado por Carlos López-Otín, investigador de la Universidad de Oviedo, describe la acción de una molécula que frena el envejecimiento tanto en células de pacientes con progeria. Cuando el equipo le da esta molécula a ratones con un síndrome similar, su esperanza de vida se duplica.

Nuevo fármaco

“Teóricamente”, explica López-Otín, el mismo enfoque podría servir para revertir el envejecimiento en personas mayores. “De hecho, los principales hallazgos de este trabajo han sido validados y extendidos en células de individuos sanos de edad avanzada”, detalla.

La clave del trabajo está en la inflamación. Cuando se intentaba reprogramar células de personas con progeria o mayores, se exacerban los procesos inflamatorios dentro de la célula que la acababan aniquilando. “El tratamiento con fármacos antiinflamatorios aumentó la eficiencia de la reprogramación celular hasta niveles comparables a las células de individuos jóvenes”, resalta José María Pérez Freije, codirector del trabajo. En todo ese proceso parece haber una proteína clave llamada DOT1L. En concreto, el equipo ha desarrollado inhibidores de la acción de esa proteína que permiten reprogramar estas células y alargar la esperanza de vida de los ratones enfermos en un 65%.

“Nuestra prioridad experimental en este campo es muy clara, no aspira a extender la longevidad humana de manera banal, sino a intentar encontrar respuestas a las enfermedades asociadas al paso del tiempo”, resalta López-Otín. El trabajo también puede ser antesala de nuevos tratamientos de las devastadoras y raras formas de progeria, como el síndrome de Néstor-Guillermo, descrito por el equipo de López-Otín en 2011 basándose en sus dos únicos pacientes conocidos. Precisamente, “los inhibidores de DOT1L han sido aprobados para su ensayo clínico en pacientes con leucemia, lo cual podría facilitar su potencial aplicación en pacientes con síndromes de envejecimiento acelerado”, resalta López Otín. En el estudio también ha participado el equipo de George Daley, de la Universidad de Harvard, uno de los mayores expertos mundiales en reprogramación celular.

Manuel Collado, director del Laboratorio de Células Madre en Cáncer y Envejecimiento del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela, destaca la importancia de trabajos como este. “Es un ejemplo precioso de cómo utilizar el proceso de reprogramación celular para, observando barreras al mismo, deducir los mecanismos que restringen la plasticidad e intentar derivar ese conocimiento tan aparentemente básico a una estrategia terapéutica con gran potencial”, resalta.

Página 6 de 10

Sobre Nosotros

Somos una revista de publicaciones noticiosas de carácter general.

Nuestro objetivo es llevar informaciones precisas y veraces en un formato moderno y dinámico.

El Correo.do es un medio abierto al flujo de las ideas, que propicia un debate más deshinibido de los temas nacionales y con un profundo arraigo en los valores de la democracia republicana y del Estado de Derecho.

Declaración de Principios

El Correo.do es un medio independiente que asume un compromiso con la libertad de expresión, la transparencia y el acceso a la información de los ciudadanos.

En las actuales circunstancias, la sociedad dominicana atraviesa momentos muy difíciles y para nosotros, el periodismo crítico y el acceso a la información pública son fundamentos esenciales del pluralismo democrático.

La calidad y la independencia de las investigaciones que publicamos son innegociables y sólo obedecen a criterios editoriales de nuestras políticas informativas.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…