NUEVA DELHI.- Más de 1,3 millones de personas mueren anualmente en el sudeste asiático debido al consumo de tabaco, ya sea por fumar este producto o por mascarlo, reveló hoy en esta capital la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sabemos que el consumo de tabaco es la principal causa de las muertes prevenibles, afirmó la directora regional de la OMS para el sudeste asiático, doctora Poonam Khetrapal Singh.

Cada año fallecen casi seis millones de personas en el mundo por este flagelo, de esa cifra más de 600 mil corresponden a fumadores pasivos, precisó la especialista durante la inauguración de una reunión del Comité Regional de la OMS.

El sudeste de Asia llegó a ser uno de los mayores productores y consumidores a nivel mundial. Por esa razón, el tabaco se consume de diversas maneras, lo cual dificulta su control y regularización por las autoridades, subrayó.

Sin embargo, se mostró optimista ante el hecho de que los estados miembros del grupo regional intensificaron sus actividades para controlar el uso y comercialización del producto en el área.

Como ejemplo citó la propuesta de la India de aumentar el tamaño de la advertencia gráfica que aparece en las cajetillas de cigarrillos desde 40 al 80 por ciento.

La importancia de esta reunión regional reside en que los países pueden intercambiar las mejores prácticas de control del tabaco, como son habilitar lugares reservados para fumar o prohibir anuncios sobre este producto, destacó Singh.

El encuentro se celebra del 7 al 11 de septiembre con la participación de ministros y funcionarios de 11 países que se reúnen para establecer las prioridades de salud y discutir una agenda para la región.

mgt/rob/rlf

La prueba que demuestra la verdadera edad de tu cuerpo

BBC Mundo Salud

¿Qué tan bien o tan mal está envejeciendo tu cuerpo?

Eso es lo que un equipo científico de la universidad londinense de King´s College ahora puede determinar gracias al desarrollo de una nueva prueba que puede medir tu edad biológica con sólo un análisis de sangre.

El test podría ayudar a predecir la probabilidad de que una persona muera o identificar a los individuos que tienen un gran riesgo de desarrollar demencia.

También puede medir la "juventud" de un órgano para una donación.

El equipo de investigadores dice que considerar "la edad biológica" puede ser más útil que usar la fecha de nacimiento.

En medicina se usa la edad cronológica para determinar, por ejemplo, si se aplica un procedimiento o no.

Y aunque la mayoría de la gente acepta que no toda la gente de 60 años es igual, hasta ahora no existía una prueba para distinguir la edad biológica de las personas.

Este test podría también potencialmente tener repercusiones para la industria de las pensiones y los seguros.

"Marca de envejecimiento"

La prueba funciona identificando en las células del cuerpo una "marca de envejecimiento" y para ello compara el comportamiento de 150 genes clave.

Abuelo con nieto

El equipo cree que para tener una visión más precisa sobre la salud de un individuo hay que combinar los factores del estilo de vida con la edad biológica.

"Hay una marca de envejecimiento saludable que es común en todos nuestros tejidos y parece ser un pronóstico para toda una gama de cosas, incluída la longevidad y el deterioro cognitivo", le dijo a la BBC el profesor Jamie Timmons, del King´s College London.

"Parece que a partir de la edad de los 40 se puede usar esto como una guía de qué tan bien un individuo está envejeciendo".

Sin embargo la investigación, publicada en la revista especializada Genome Biology no da pista alguna sobre cómo ralentizar el proceso de envejecimiento.

Según el equipo científico la "salud" y la "edad" de tu cuerpo son dos cosas distintas.

Por ejemplo, algunas decisiones sobre el estilo de vida, como pasarse todo el día sentado en el sofá, pueden ser nocivas para la salud pero no necesariamente afectar a la velocidad de envejecimiento del cuerpo.

El equipo cree que para tener una visión más precisa sobre la salud de un individuo hay que combinar los factores del estilo de vida con la edad biológica.

Probabilidad de muerte

Los investigadores pusieron el test a prueba en un grupo de hombres de 70 años en Suecia y analizaron su salud durante dos décadas.

Pareja anciana

La investigación del King´s College de Londres, publicada en la revista especializada Genome Biology, no da pistas sobre cómo ralentizar el proceso de envejecimiento.

Pudieron identificar quién estaba envejeciendo bien y quien lo estaba haciendo muy rápido.

También lograron predecir quién moriría en pocos años.

"Se podía identificar a la gente que casi no tenía probabilidades de morir y a los que tenían una probabilidad de casi el 45% de fallecer", dijo Timmons.

Ahora hay un plan piloto en Reino Unido que utilizará la prueba en el ámbito del trasplante de órganos, para ver si los individuos que son técnicamente viejos pero tienen una "edad biológica" joven pueden ser considerados como donantes de una manera segura.

Según los investigadores, la prueba podría utilizarse también para la toma de decisiones médicas en el ámbito de la detección de cáncer: la gente que está envejeciendo más rápido necesitaría hacerse pruebas a una edad más joven.

Una herramienta de predicción

El profesor Simmons dijo que la prueba también sería una "herramienta útil" para predecir el arranque de la demencia.

Dijo que se podría utilizar en conjunto con otras pruebas para identificar a los individuos con el mayor riesgo de desarrollar la enfermedad neurodegenerativa y para registrarlos en pruebas clínicas.

Pareja ancianos

Una de las grandes preguntas en biología humana es cómo envejecemos y cómo ese proceso impacta sobre nuestra salud y el riesgo de enfermedades como el Alzheimer.

"Lo que ahora realmente necesitamos son herramientas para identificar a quienes tienen más riesgo de aquí a 10, 20 años, y creo que ahí es donde esta investigación tendrá realmente un impacto".

Por otro lado, los investigadores están al tanto de que poder medir la edad biológica podría tener consecuencias muy variadas en nuestra sociedad, como para la industria de las pensiones y las aseguradoras.

Según el profesor Simmons, la posibilidad "genera un número de preguntas, sin duda, y un arduo debate, pero ahora ya se nos está juzgando por nuestra edad, así que esto quizás sea una manera más inteligente de hacerlo".

"Quizás decidas no hacer una contribución tan grande a tu pensión y disfrutar más de la vida ahora mismo", comentó.

Según la doctora Neha Issar-Brown, del Medical Research Council de Reino Unido, "esta prueba tiene un gran potencial, ya que con más investigación podría ayudar a mejorar el desarrollo y evaluación de tratamientos que prolongan la buena salud en la tercera edad".

Por su parte Eric Karran, de la organización caritativa Alzheimer´s Research de Reino Unido dijo que "una de las grandes preguntas en biología humana es cómo envejecemos y cómo ese proceso impacta sobre nuestra salud y sobre el riesgo de enfermedades como el Alzheimer.

 

 

 

WASHINGTON. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó hoy de que los alimentos ultraprocesados, que considera “casi adictivos” y están sustituyendo a los alimentos frescos, son los responsables de la “epidemia de obesidad” que hay en América Latina.

En un nuevo estudio divulgado hoy en Washington, la OPS aseguró que estos alimentos procesados industrialmente, las bebidas azucaradas y la comida rápida están desplazando a las dietas tradicionales más nutritivas, “lo que genera efectos alarmantes en la salud”.

El consumo de estos productos ha aumentado de manera constante en América Latina y contribuye al incremento de las tasas de obesidad en toda la región, por lo que es necesario “regular el mercado para revertir esta tendencia”, agrega el organismo internacional.

Pese a que en EE.UU. y Canadá las ventas per cápita de alimentos y bebidas ultraprocesadas disminuyeron entre 2000 y 2013, en Latinoamérica siguieron aumentando, lo que se “correlaciona fuertemente con el aumento del peso corporal promedio” en la región.

“Estos productos son un importante motor en el crecimiento de las tasas de sobrepeso y obesidad en la región”, asegura el informe, titulado “Alimentos y bebidas ultraprocesados en América Latina: tendencias, efecto sobre la obesidad e implicaciones para las políticas públicas”.

El trabajo examina las ventas de comidas preparadas, refrescos carbonatados, tentempiés dulces y salados, cereales de desayuno y en barras, golosinas, helados, bebidas deportivas y energéticas, jugos de frutas y vegetales, pastas para untar y salsas, entre otras.

El estudio, que toma como modelo a Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela, determinó que de 2000 a 2013 las ventas per cápita de esos productos aumentaron un 26,7 %.

En EE.UU. y Canadá, las ventas de esos productos disminuyeron un 9,8 % en el mismo período.

“Los alimentos ultraprocesados y la comida rápida representan una parte cada vez mayor de lo que las personas comen y beben en América Latina, con resultados muy negativos”, dijo Enrique Jacoby, asesor sobre Nutrición y Actividad Física de la OPS.

“Estos productos -agregó- no están diseñados para satisfacer las necesidades nutricionales de las personas. Están diseñados para que se conserven por mucho tiempo en los estantes y generan deseos incontrolados de consumo que llegan a dominar los mecanismos innatos de control del apetito y hasta el deseo racional de dejar de comer”.

“Por eso, resultan doblemente perjudiciales: son casi adictivos y eso lleva a aumentar el sobrepeso y la obesidad, al tiempo que sustituyen los alimentos frescos, que son la base de una dieta natural rica en nutrientes”, añadió Jacoby.

En Latinoamérica, por ejemplo, las ventas de bebidas gaseosas se duplicaron entre 2000 y 2013, llegando a 81.000 millones de dólares y superando las ventas de refrescos en EE.UU. y Canadá.

El estudio también muestra que en los países en que las ventas de alimentos ultraprocesados fueron mayores, incluyendo a México y Chile, la población tuvo una media de masa corporal mayor, pero donde fueron menores y las dietas tradicionales prevalecieron, como en Bolivia y Perú, la media de masa corporal fue menor.

Pero tanto las ventas de estos alimentos como la masa corporal fueron aumentando rápidamente en los 13 países estudiados.

El trabajo de la OPS atribuye estos cambios en la dieta de la región a “la globalización y la desregulación del mercado, que han aumentado la penetración de las corporaciones alimentarias extranjeras y multinacionales en los mercados nacionales”.

“América Latina y otras regiones en desarrollo se han convertido en atractivos mercados para los fabricantes de alimentos industriales, especialmente cuando los mercados de altos ingresos se saturan o incluso empiezan a reducir el consumo de estos productos”, dijo Jean-Claude Moubarac, experto en nutrición de la Universidad de São Paulo y uno de los autores del estudio.

El informe recomienda promover los alimentos saludables con campañas de información y educación, pero también aprobar normas “sobre precios, incentivos, agricultura y comercio” para proteger la agricultura familiar, los cultivos tradicionales, la inclusión de los alimentos frescos en la dieta y la promoción de la cocina.

“No es demasiado tarde para cambiar estas tendencias”, afirmó Jacoby.

 

Sobre Nosotros

Somos una revista de publicaciones noticiosas de carácter general.

Nuestro objetivo es llevar informaciones precisas y veraces en un formato moderno y dinámico.

El Correo.do es un medio abierto al flujo de las ideas, que propicia un debate más deshinibido de los temas nacionales y con un profundo arraigo en los valores de la democracia republicana y del Estado de Derecho.

Declaración de Principios

El Correo.do es un medio independiente que asume un compromiso con la libertad de expresión, la transparencia y el acceso a la información de los ciudadanos.

En las actuales circunstancias, la sociedad dominicana atraviesa momentos muy difíciles y para nosotros, el periodismo crítico y el acceso a la información pública son fundamentos esenciales del pluralismo democrático.

La calidad y la independencia de las investigaciones que publicamos son innegociables y sólo obedecen a criterios editoriales de nuestras políticas informativas.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…