Salud

SAN FRANCISCO (EEUU).- Un nuevo análisis sanguíneo ultrasensible podría en el futuro permitir dar de alta a muchos pacientes con un bajo riesgo de infarto que se presentan a los servicios de urgencia a causa de dolores torácicos, según un estudio publicado.

"Hasta el momento, no había ningún método rápido para descartar un infarto en los servicios de urgencias", señala el doctor Anoop Shah, de la Universidad de Edimburgo y principal autor del artículo, publicado en la revista médica británica The Lancet.

Para identificar a las personas con riesgos muy bajos, los autores del estudio han utilizado un nuevo análisis ultrasensible para medir la troponina presente en 6.000 pacientes admitidos en hospitales escoceses y estadounidenses con dolores torácicos. El análisis de la cantidad de troponina es una práctica prescrita habitualmente, ya que un aumento de su nivel puede indicar la sobrevenida de un infarto de miocardio.

La prueba se realiza durante la cuarta hora posterior a la aparición de los síntomas y se practica de nuevo tanto a la octava hora como a la duodécima.

Los investigadores mostraron, por su parte, que si los pacientes presentaban una cantidad de troponina inferior a 5ng/L (nanogramos por litro) bastante rápido tras su llegada a urgencias, corrían pocos riesgos de sufrir un infarto en los treinta días posteriores. Una tasa inferior a esta cifra permitió, según los científicos, identificar casi dos tercios de pacientes "con un riesgo muy bajo y que podrían haber abandonado rápidamente el hospital con completa seguridad", al contar con un "valor predictivo negativo" del 99,6%.

Esta probabilidad de no sufrir una enfermedad en caso de un análisis negativo es independiente de la edad, el sexo o el riesgo cardiovascular.

El doctor Shah revela que en Reino Unido, el número de personas hospitalizadas a causa de dolores torácicos se ha triplicado, aunque "la mayor gran parte" de estos pacientes no padecieron un infarto.

En un comentario adjunto al estudio, los doctores Louise Cullen y William Parsonage calificaron los resultados de "muy prometedores", aunque se mostraron prudentes sobre la sensibilidad y la eficacia de la prueba, que aún deberá ser evaluada por laboratorios en colaboración con los clínicos. AFP

 

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El gobierno debe arreciar los esfuerzos para evitar las enfermedades cardiovasculares, invertir más en educación y tratamiento, pues a juicio del presidente de la Sociedad Dominicana de Cardiología, Donaldo Collado, su intervención para contrarrestar esos males es ínfima.

Lamentó que esta sea una de las áreas más descuidadas por el sistema público, “una paradoja porque las afecciones cardíacas registran un aumento preocupante y afectan cada vez a menor edad”. Llamó al Gobierno a construir más espacios y áreas verdes, para que los niños tengan sitios seguros.

En la celebración del Día Mundial del Corazón, que incluyó una marcha, consultas y cursos de resucitación cardiopulmonar, el especialista planteó que los centros de estudios instruyan para prevenir infartos y salvar vidas, porque la patología es la primera causa de muerte en el mundo.

Criticó que la Ley de Salud no cumpla su rol, lo que implica que las tarifas que pagan las Aseguradoras de Riesgos de Salud sean muy bajas y la cobertura a procedimientos también, lo que afecta a médicos y a pacientes pobres.

Aseguró que la norma, que tiene 15 años, es obsoleta y que tres gobiernos han pasado y ninguno la ha revisado, por lo que cree que es tiemplo de hacerlo.

Collado definió fundamental aprender a detectar síntomas, puesto que más del 70% de las emergencias cardíacas y respiratorias ocurren en la casa, con un familiar presente, que podría ayudar a la víctima.
Mostrando DSC_0734.JPG

“Cada año, los males cardiovasculares son responsables de 17,3 millones de decesos prematuros y para 2030 aumentarían a 23 millones. Pero gran parte es prevenible al abordar los factores de riesgo como el consumo de tabaco, alcohol en exceso, dieta poco saludable y la falta de ejercicio”, advirtió.

En el caso de la nicotina, indicó que anual mueren más de 600,000 fumadores pasivos (humo de segunda mano), incluidos niños.

Explicó que ligeros cambios en la rutina diaria pueden dar resultados extraordinarios, subir escaleras en lugar del ascensor, bajar del vehículo público dos cuadras antes de llegar al trabajo o ir a pie sino es muy lejos, hablar parado por teléfono, demandar no fumar en la oficina.

Collado sostuvo que como el entorno limita, la idea es que no haya excusas para ejercitarse y evitar hábitos nocivos, que la gente asuma que cualquier espacio es útil y lo convierta en saludable. Inculcar a los niños más actividad física y combatir la adicción tecnológica.

“Muchas personas están ‘atrapadas’ en sus ambientes, les falta acceso a los espacios verdes y caminos seguros para ejercitarse. Hay comidas poco saludables en las escuelas o el trabajo y anuncios abrumadores de sustancias dañinas, fumadores pasivos, contaminación en interior o exterior”, dijo.

Otro factor que citó es la prisa del día a día, por lo que recomendó evitar el estrés con medidas como comer fuera del trabajo y despacio, obviar alimentos procesados, consumir frutas y vegetales, descansos regulares, estirar o hacer ejercicio cinco minutos en intervalos regulares todo el día.

“Estar sano no solo es bueno para las personas, también lo es para los negocios, ayuda a aumentar la productividad y reduce el ausentismo laboral”, recordó Collado en la jornada en la plaza Sambil, donde hubo ejercicios, clases de zumba y conferencias.

Informó que la Federación Mundial del Corazón conduce la lucha contra las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares, con un enfoque a los países de bajos y medianos ingresos, mediante más de 200 organizaciones en 100 Estados.

“Alinean sus esfuerzos en torno a la meta de una reducción del 25% en la mortalidad prematura por enfermedad cardiovascular para 2025. La Sociedad Dominicana de Cardiología como único miembro en nuestra nación, trabaja día a día con otras entidades, en campañas de prevención y concientización, de manera tal que podamos llevar una vida saludable para el corazón”, manifestó.

MOSCÚ.- Un estudio presentado por Centro Médico de la Universidad de Leiden (Países Bajos) reveló que la aspirina podría incrementar el porcentaje de supervivencia en pacientes de cáncer.

Los hallazgos develados ante el Congreso Europeo del Cáncer que se celebra en Viena (Austria) indican que el 75 % de los pacientes con diferentes tipos de cáncer que consumieron una dosis diaria de aspirina aún estaban vivos cinco años después, mientras que el porcentaje de supervivencia de los que no tomaban este medicamento fue del 42 %.

En la investigación participaron 14.000 adultos y su responsable, Martine Frouws, ha asegurado que “como la aspirina es barata y tiene pocos efectos secundarios, esto tendrá un gran impacto tanto en los pacientes como en los sistemas de salud, ya que reducirá el coste de los tratamientos”, según publica ‘The Daily Mail’.

Los pacientes del estudio tomaban entre 80 y 10 miligramos diarios, prescritos para prevenir ataques al corazón. Un 43 % tenía cáncer de cólon, un 25 % de recto y un 10 % de esófago. El 22% restante tenían cáncer de estómago, páncreas y de las vías biliares.

“La aspirina ayuda a prevenir las enfermedades cardiacas isquémicas, el cáncer y el Alzheimer”, según el profesor Nadir Arber, portavoz del evento.

Sin embargo, la doctora Áine McCarthy, de la institución británica Cancer Research UK, ha advertido que “algunos de sus efectos secundarios, como las hemorragias internas, resultan peligrosos, así que los pacientes de cáncer tendrían que consultar a sus doctores antes de consumir este medicamento”.

CHICAGO.- Estudios apoyados en computadoras para detectar el cáncer de mama no agregan ningún beneficio a la revisión, pero sí aumentan considerablemente los costos, de acuerdo con un estudio difundido el lunes en Estados Unidos.

Algunas investigaciones previas decían que la tecnología podía servir como un segundo par de ojos para los médicos. La técnica utiliza un software especial para resaltar áreas de aspecto sospechoso en imágenes de mamografías que los radiólogos pudieron pasar por alto. Los médicos entonces vuelven a analizarlas antes de dar un diagnóstico.

Pero algunos de estos estudios se hacían en un comienzo con películas anticuadas de rayos X y no con digitales, que son más avanzadas, como las utilizadas ahora en la mayoría de las mamografías a nivel nacional, indicaron los autores del estudio. La técnica anterior era más complicada; ahora la detección asistida por computadora es parte estándar de las máquinas de mamografía digitales.

Es estudio incluye a unas 324.000 mujeres a quienes les hicieron mamografías digitales entre 2003 y 2009. Los investigadores compararon los índices de detección de cáncer después de los escaneos y sin la detección asistida por computadora. Alrededor de 20% de los escaneos no incluían la tecnología.

El índice general de detección de cáncer, unas 4 en 1.000 mujeres, fue similar en ambos grupos.

Los escaneos asistidos por computadora sí demostraron ser mejores para detectar los tumores en las primeras etapas llamados carcinoma ductal in situ, pero si eso es benéfico está a discusión porque estos tumores no son invasivos y algunos expertos consideran que no deben considerarse como cánceres verdaderos.

La tecnología “podría fomentar a los radiólogos a encontrar lesiones que no importen tanto”, dijo la autora principal, la doctora Constance Lehman, directora de imágenes de mama en el hospital general de Massachusetts. “El jurado todavía no decide si eso beneficia a estas mujeres”.

El estudio se publicó el lunes en la gaceta médica JAMA Internal Medicine y fue financiado por el Instituto Nacional de Cáncer.

La enfermedad de Alzheimer, descrita hace un siglo, afecta a decenas de millones de personas en el mundo. Los investigadores disponen cada vez de más datos sobre ella, pero sigue sin tratamiento curativo.

Pregunta: ¿Qué es la enfermedad de Alzheimer?

Respuesta: Es una enfermedad neurodegenerativa compleja que deteriora la capacidad cognitiva y provoca progresivamente una pérdida de autonomía. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), puede haber alrededor de 47,5 millones de enfermos de demencia en el mundo, de los cuales entre el 60 y el 70% padece Alzheimer.

Entre los primeros síntomas de la enfermedad figuran los olvidos, los problemas de orientación y los trastornos de las funciones ejecutivas (no saber cómo utilizar el teléfono móvil, la lavadora o el horno microondas). Estos síntomas requieren una consulta médica o tests neuropsicológicos para un diagnóstico.

P: ¿Cuáles son los principales factores de riesgo?

R: Según los estudios publicados en los últimos años, son la hipertensión arterial, un nivel alto de colesterol, el tabaquismo o el sedentarismo. Un nivel educativo elevado tiene, en cambio, un efecto protector, retrasando varios años la aparición del Alzheimer.

La práctica de deportes violentos como el fútbol americano o el boxeo también podría favorecer la enfermedad. Pero el principal factor de riesgo sigue siendo la edad. Según distintos estudios, entre el 20% y el 40% de los afectados tiene más de 85 años.

La enfermedad es estrictamente hereditaria en sólo el 1% de los casos. Y hay un ejemplo de predisposición genética a desarrollarla.

P: ¿Se conoce mejor la enfermedad?

R: Hoy se conoce mucho mejor cómo la enfermedad se instala progresivamente durante años antes de los primeros síntomas, explica el profesor Philippe Amouyel, director de la fundación nacional francesa Alzheimer.

Varias herramientas como la imaginología permiten medir de forma cada vez más precoz las "placas" seniles o depósitos de péptidos beta amiloides en el cerebro o la acumulación anormal de la proteína Tau en las neuronas.

Desde hace unos años, también se realizan pruebas sanguíneas para diagnosticar o detectar precozmente la enfermedad. Se basan en los biomarcadores vinculados a la predisposición genética, proteínas o enzimas.

P: ¿Cuáles son los tratamientos disponibles y en qué fase se encuentra la investigación?

R: Sigue sin haber una cura, sólo tratamientos para los síntomas, es decir, principalmente para los trastornos de las funciones cognitivas. Pero tienen generalmente "efectos limitados en el tiempo y no son aptos para todo el mundo", explica el profesor Amouyel.

Desde hace unos años, las investigaciones se han multiplicado para intentar tratar las lesiones responsables de los síntomas.

Actualmente, más de un centenar de moléculas están a prueba en el mundo. La mayoría de ellas intenta detener o frenar la acumulación de la proteína beta amiloide; otras luchan contra la acumulación de proteínas Tau anormales.

Entre los tratamientos más prometedores figuran las bioterapias basadas en inyecciones de anticuerpos que combaten las proteínas nefastas del Alzheimer.

Pero, por el momento, los resultados de todas estas moléculas son "decepcionantes", estima el profesor Dubois, jefe del servicio de enfermedades cognitivas y comportamentales del hospital de la Pitié-Salpetrière, en París. Algunas han conseguido detener o ralentizar el desarrollo de las placas, pero "no han logrado mejorar los síntomas", salvo de forma "muy moderada" en algunos casos precoces.

El anticuerpo solanezumab, del laboratorio estadounidense Eli Lilly, permitió ralentizar la progresión de una forma moderadamente avanzada del Alzheimer, según los resultados publicados en julio.

"Habría probablemente que trabajar todavía más en personas que presentan lesiones, pero no síntomas", según el profesor Dubois. Pero tratar a personas "que todavía no han desarrollado la enfermedad, y que quizá no la desarrollen nunca, con medicamentos peligrosos" plantea problemas éticos. AFP

 

MADRID.- La diabetes sigue siendo un problema galopante en Estados Unidos. La mitad de la población padece la patología o tiene una condición prediabética, de acuerdo a un estudio publicado este martes en JAMA, la revista de la Asociación Médica Estadounidense. Sin embargo, lo perciben como una buena noticia, en cierto modo, ya que los números demuestran que la tendencia se ha estancado en los últimos años.

“Aunque la obesidad y la diabetes tipo 2 siguen siendo un problema clínico y de salud pública mayúsculo en Estados Unidos, los datos actuales arrojan un halo de esperanza”, apuntaron en el artículo sobre el estudio William Herman y Amy Rothberg, de la Universidad de Michigan.

Para estos expertos, puede que finalmente se estén viendo los resultados de las campañas gubernamentales para fomentar una mejor alimentación y mayor ejercicio físico entre una población con tendencia a la comida rápida y al sedentarismo. “Se han dado progresos, pero se requerirá que esos esfuerzos se mantengan y se expandan”, concluyeron.

Aún así, los números son preocupantes. De acuerdo al informe basado en datos de una encuesta titulada National Health and Nutrition Examination Survey, entre un 12 y un 14% de los estadounidenses tenían diabetes entre 2011 y 2012, un porcentaje que ha permanecido estable desde 2008. Si a eso se le suma el hecho de que un 29% se encontraban en situación de riesgo de contraer la enfermedad, las cifras hablan de entre un 49 y un 52% afectados de alguna forma por el trastorno metabólico.

La prevención, de acuerdo al estudio, es lo que está fallando. Entre 1990 y 2002 un 29% de la población se encontraba en riesgo de convertirse en diabéticos, un número que ha ascendido hasta el 38% en 2012.

Los investigadores evaluaron a 5.000 pacientes para concluir que los hispanos, por ejemplo, están entre los grupos de población más afectados por la patología, con un 23% frente al 22% de los afroamericanos y el 20% de los ciudadanos de origen asiático.
Es un problema que supone una factura médica de unos 245.000 millones de dólares al año, con una media anual de 71.000 fallecidos a causa de este mal, de acuerdo a los datos de la Asociación Americana de la Diabetes.

Enfermedad

La diabetes es una afección crónica que se desencadena cuando el organismo pierde su capacidad de producir suficiente insulina. La insulina es una hormona que se fabrica en el páncreas y que permite que la glucosa de los alimentos pase a las células del organismo.

Sábado, 12 Septiembre 2015 00:00

Posibles causas de la "neurosis de guerra"

WASHINGTON.- Los científicos tratan de descifrar los misterios que aún existen sobre las consecuencias que las explosiones causan en el cerebro de los soldados. El fenómeno, denominado "neurosis de guerra", aún es poco conocido, pero hay una luz de esperanza.

Muchos veteranos de guerra que sobrevivieron a potentes explosiones muestran síntomas de lesiones psicológicas, tales como cambios de humor, arrebatos violentos, dificultad para concentrarse o depresión.

Al igual que con las personas que murieron en accidentes de transporte o por sobredosis de drogas, sus cerebros muestran daños físicos.

Investigadores de la Escuela de Medicina Johns Hopkins realizaron un minucioso examen de los cerebros de veteranos que murieron por otras causas, yencontraron un patrón de fibras nerviosas rotas o hinchadas en el lóbulo frontal.

“El descubrimiento es importante porque se trata del centro de comando del cerebro. La parte del cerebro que se encarga de organizar, planificar el futuro, entender lo abstracto, y si está dañado, nos puede complicar la vida”, aseguró el profesor Vassili Koliatsos, un patólogo y neurólogo de la Universidad Johns Hopkins, quien dirigió el estudio.

Koliatsos asegura que los daños en el cerebro de estos veteranos se encuentran concentrados cerca de los vasos sanguíneos, lo que sugiere que la fuerza de una poderosa explosión empuja la sangre en el pecho de los soldados y hacia el cerebro.

“El impacto provoca una fuerte presión que termina hinchando el cerebro, lo que a su vez empuja otros elementos fijos dentro del cráneo, causando serios daños”, destacó el experto.

Los resultados de Koliatsos podrían permitir a los médicos ofrecer tratamientos más eficaces a los veteranos que sufren de trastornos de estrés postraumático, mientras que las fuerzas militares serán capaces de proteger mejor áreas como el pecho del soldado para evitar futuros daños cerebrales, lo que podría salvar muchas vidas.

Sábado, 12 Septiembre 2015 00:00

Diabetes más común de lo que imagina

WASHINGTON.- La diabetes afecta a millones de estadounidenses y si no es controlada, puede llevar a serios y hasta mortíferos problemas de salud.

Ahora, una nueva investigación, publicada en la Revista de la Asociación Medica Estadounidense, dice que más de la mitad de los adultos del país pueden estar viviendo con diabetes o las condiciones que llevarán a sufrir la enfermedad, conocida como prediabetes.

Y la mayoría de estos estadunidenses pueden desconocer que la tienen.

Esto es debido a que la mayoría de los casos son silentes, causando daño paulatinamente y, de casi uno de cada seis que padecen de diabetes, una tercera parte no sabe de su condición.

El mismo estudio muestra que la mitad de los asiáticos estadounidenses con diabetes no saben que la padecen.

Los afroestadounidenses e hispanos son más propensos a sufrir de la enfermedad.

A final de cuentas, la diabetes es algo que usted debe discutir con su médico en su próxima visita, ya que atendiendo la condición temprano, puede hacer un mar de diferencia.

Página 4 de 10

Sobre Nosotros

Somos una revista de publicaciones noticiosas de carácter general.

Nuestro objetivo es llevar informaciones precisas y veraces en un formato moderno y dinámico.

El Correo.do es un medio abierto al flujo de las ideas, que propicia un debate más deshinibido de los temas nacionales y con un profundo arraigo en los valores de la democracia republicana y del Estado de Derecho.

Declaración de Principios

El Correo.do es un medio independiente que asume un compromiso con la libertad de expresión, la transparencia y el acceso a la información de los ciudadanos.

En las actuales circunstancias, la sociedad dominicana atraviesa momentos muy difíciles y para nosotros, el periodismo crítico y el acceso a la información pública son fundamentos esenciales del pluralismo democrático.

La calidad y la independencia de las investigaciones que publicamos son innegociables y sólo obedecen a criterios editoriales de nuestras políticas informativas.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…