SANTO DOMINGO, República Dominicana.- “De entrada, yo particularmente creo que es una comisión que viene prejuiciada”, opinó el presidente de la Comisión de Efemérides Patrias, Juan Daniel Balcácer, al referirse a la misión de la Organización de Estados Americanos que ariba este viernes al país para verificar la aplicación de la política migratoria dominicana.

“Nosotros simplemente estamos ejerciendo nuestro derecho a regirnos por nuestra Constitución y nuestras leyes”, precisó Balcácer al negar que el país sea racista y xenófobo, como lo presentan los organismos internacionales, las ONGS que viven de la miseria del pueblo haitianoa y los gobiernos que pretenden afectar el flujo turístico hacia esta nación.

Aunque el gobierno dominicano está violendo la propia Constitución y la Ley General de Migración, que obliga a deportar a los extranjeros ilegales, las repatriaciones de haitianos indocumentados están paralizadas, pero los enemigos del país, principalmente Haití, difuden al mundo que hay "masivas" deportaciones.

“La generalidad de esos países que nos están enrostrando a nosotros cosas que no hemos hecho, ellos en su territorio no asumen responsabilidades. ¿Por qué no abren su territorio para que exista también una presencia de inmigración haitiana? Ninguno lo hace”, puntualizó el historiador.

La misión de la OEA que llega este viernes a Santo Domingo la cabeza el secretario de Asuntos Políticos del organismo, Francisco Guerrero, y está integrada por Gabriel Bidegain, asesor del secretario general, Luis Almagro Lemes, un prejuiciado contra la República Dominicana, y sus representantes Santo Domingo.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La llegada hoy al país de una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) evoca en la población dominicana la funesta intervención militar norteamericana de 1965, que contó con el aval de ese organismo regional hace 50 años.

El historiador Tony Raful consideró que la OEA tiene un antecedente negativo en el país, porque no ha jugado un papel feliz en República Dominicana a través de los procesos históricos, debido a que pretendió legitimar la intervención norteamericana del 28 de abril de 1965, cuando creó la llamada Fuerza Interamericana de Paz.

Sostuvo que esa unidad de la OEA tenía como objetivo justificar la intervención que impidió la reposición del gobierno constitucional del profesor Juan Bosch, derrocado por un golpe de Estado en 1963.

“Lo más grosero de esa decisión de la OEA en ese momento fue que para poder conseguir la aprobación en la Asamblea General tuvo que acudir al voto de un gobierno inexistente, ya que necesitaba el voto número 14 para aprobarlo de acuerdo a los reglamento de la OEA y habilitó el voto del representante del Triunvirato, que ya no existía porque había sido derrocado el 25 de abril en la mañana”, expresó Raful.

De su lado, el también historiador Juan Daniel Balcácer precisó que la OEA ha actuado abiertamente en contra de los intereses del pueblo dominicano y de sus facultades para gobernarse por sí mismo en función de su Constitución y de su sistema jurídico, citando el caso de la misión que envió al país en el año 1965, durante la Guerra de Abril de ese año.

Sostuvo que en esa ocasión, “intervino en nuestros asuntos domésticos para por medio de la creación de una llamada Fuerza Interamericana de Paz (FIP) legitimar la ocupación militar norteamericana que se produjo con el deliberado propósito de evitar el triunfo de uno de los movimientos democráticos más genuinos que tuvo el país en la segunda mitad del pasado siglo: la revolución constitucionalista de 1965”.

“Debido a esa actuación de entonces, un grupo de escritores e intelectuales ha exigido que la OEA pida perdón al país por haberse prestado a impedir en 1965 que las fuerzas populares restablecieran la Constitución de 1963 y repusieran el gobierno constitucional de Juan Bosch”, precisó.

Expuso que la OEA, a decir de algunos especialistas, desde sus orígenes no ha hecho otra cosa que, en esencia, actuar como institución garante del esquema de seguridad hemisférica de los Estados Unidos.

Papel de la OEA

Raful sostuvo que la OEA está obligada a pedir perdón al pueblo dominicano para poder mejorar su imagen frente al país y América Latina. Y advirtió que la OEA debe tener sumo cuidado en su visita a República Dominicana.

“Si es una misión que viene cargada de prejuicios sobre la situación haitiana y dominicana evidentemente que no va a ser bien vista, y va a ser rechazada por la población dominicana”, estimó.

Dijo aspirar que esa Comisión de la OEA establezca un sentido de equilibrio en la observación del proceso de regularización que se está dando en el país y que de alguna manera pueda responder a la verdad.

Preocupación

Raful expresó que la llegada a República Dominicana de una misión de la OEA en estos momentos es preocupante, porque el país está siendo víctima de una campaña a nivel internacional que no responde a la verdad sobre los procesos que se viven en el país con relación a la regularización de los haitianos.

Entiende que frente a ese Plan se han exagerado las informaciones.

El escritor apuntó que una cosa es reclamar los derechos humanos y el respeto a la dignidad de las personas en los procesos migratorios y de repatriación, y otra inventarse calumnias contra el Estado dominicano sobre hechos que no han ocurrido.

Sostuvo que el tema haitiano es muy delicado y observó que ha habido un concierto de opiniones a nivel internacional en perjuicio del pueblo dominicano, tergiversando el proceso actual que vive el país.

“En estos momentos parece que hay sectores interesados en crear un imagen perjudicial para la República Dominicana y a eso se han sumado voces agoreras en relación con ese proceso a nivel internacional”, afirmó.

Nada que ocultar

Balcácer señaló que como no hay nada que ocultar sobre el Plan Nacional de Regularización que ha puesto en vigor el gobierno, los integrantes de la referida Comisión serán bienvenidos. Considera que con toda seguridad los funcionarios de Cancillería les brindarán la asistencia que requieran y necesiten.

“Comprobarán, sobre el terreno, que el gobierno dominicano, al hacer uso de sus facultades constitucionales, solo cumple con el mandato de las leyes vigentes en materia migratoria sin que para ello sea necesario realizar repatriaciones masivas, violar los derechos humanos de los extranjeros, y mucho menos despojar de nacionalidad a ningún individuo que se encuentre en el país en situación migratoria irregular”, subrayó.

Agregó que podrán constatar, además, que las acusaciones de las autoridades y los diplomáticos haitianos constituyen parte de un plan muy bien urdido para desprestigiar a República Dominicana, a la que falsamente acusan de anti haitiana y racista.

Defensa del país en asamblea

El pasado miércoles, el embajador dominicano ante la OEA, Pedro Vergés, señaló que ese organismo se equivocó en una ocasión con República Dominicana, al respaldar el envío de marines estadounidenses durante la guerra de abril de 1965.

El diplomático indicó que quisiera que esa experiencia sirva para que no se repita un atropello similar, pero en materia de derechos humanos. Vergés habló durante la sesión que realizó el Consejo Permanente de la OEA, para escuchar la posición del canciller haitiano Lener Renauld sobre el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros que desarrolla República Dominicana.

“La OEA se equivocó una vez dramáticamente con la República Dominicana, tan dramáticamente que es uno de los grandes traumas nacionales, cuando apoyó el envío de decenas de miles de soldados para impedir un proceso legítimamente democrático. A nosotros nos gustaría que esa experiencia sirviera para que no se vuelva a repetir nada similar”, señaló el representante del país ante la OEA.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), agrupadas en el Foro Nacional de Mujeres de Partidos Políticos propugnaron por la erradicación de cualquier forma de violencia contra las mujeres en todo su ciclo de vida así como promover la plena participación de las mujeres en la sociedad de la información y del conocimiento.


Las militantes del PLD se reunieron a propósito del Día de Confraternidad Peledeista y del natalicio del Profesor Juan Bosch a quien tributaron con un minuto de aplausos

En el encuentro celebrado en la Casa Nacional del PLD se llenó una agenda, abordando diferentes aspectos de los derechos de las féminas.

Anunciaron un encuentro general para el próximo mes de agosto, específicamente los días 24 y 25 para abordar de forma amplia las políticas en torno a la equidad de género.

Refutaron que las mujeres estén menos representadas en carreras universitarias no tradicionales, socialmente vinculadas más a los hombres, sobresaliendo apenas en la arquitectura y diseño de interiores con un 56.8 por ciento y 94.7 por ciento, respectivamente.

Informan que tras analizar datos y cuadros en diversas entidades sobre la participación de las mujeres en escenarios distintos, se hace necesidad que las mujeres que cada día se preparan más para jugar un papel más activo en los partidos políticos y núcleos sociales o gremiales.

Sobre Nosotros

Somos una revista de publicaciones noticiosas de carácter general.

Nuestro objetivo es llevar informaciones precisas y veraces en un formato moderno y dinámico.

El Correo.do es un medio abierto al flujo de las ideas, que propicia un debate más deshinibido de los temas nacionales y con un profundo arraigo en los valores de la democracia republicana y del Estado de Derecho.

Declaración de Principios

El Correo.do es un medio independiente que asume un compromiso con la libertad de expresión, la transparencia y el acceso a la información de los ciudadanos.

En las actuales circunstancias, la sociedad dominicana atraviesa momentos muy difíciles y para nosotros, el periodismo crítico y el acceso a la información pública son fundamentos esenciales del pluralismo democrático.

La calidad y la independencia de las investigaciones que publicamos son innegociables y sólo obedecen a criterios editoriales de nuestras políticas informativas.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…