Miércoles, 09 Mayo 2018 00:00

Periódico de Taiwán acusa a China de utilizar diplomacia y financiamiento con fines políticos

El periódico taiwanés  Taiwan News acusa al gobierno de la República Popular China de utilizar sus recuros económicos y sus relaciones diplomáticas con fines políticos, y advierte que la República Dominicana podría pagar un precio muy caro a largo plazo por el supuesto paquete de financiamiento, de US$3,100 millones, que supuestamente recibiría el Gobierno dominicano a cambio de romper relaciones con Taiwán y establecerlas con China. 

El Gobierno dominicano, a través del propio presidente Danilo Medina, ha negado la versión puesta a circular por el gobierno de Taiwán, de que China “sobornó” a República Dominicana con el supuesto paquete de financiamiento de 3,100 millones de dólares.

A continuación el texto de Taiwan News:

Relaciones China – RD

Al parecer, el precio de China para garantizar el reconocimiento diplomático de la República Dominicana fue de US$3,100 millones, pero los efectos a largo plazo de la decisión podrían costar a la nación caribeña muchísimo más.

Si se les pregunta a 100 personas en la calle que señalen a República Dominicana en un mapa, una abrumadora mayoría no podría hacerlo.

Este pequeño país (que, para su información, se encuentra justo al sureste de Cuba, en el Caribe) comparte la isla de La Española con Haití y está muy lejos de ser una potencia mundial. Es el hogar de 10 millones de personas y la 76ª economía más grande del mundo, que se basa principalmente en el turismo y la minería.

Y, sin embargo, el Partido Comunista Chino (PCC) ha estimado que el reconocimiento diplomático de la República Dominicana tiene un valor de US$ 3,1 mil millones. La razón puede parecer obvia. China está intensificando su asalto diplomático en marcha contra Taiwán al tratar de robar sus aliados diplomáticos a cualquier precio.

Este es un factor, por supuesto. El régimen comunista en China se opone fundamentalmente al gobierno taiwanés elegido democráticamente debido a sus afirmaciones infundadas de soberanía sobre Taiwán. Cualquier acción que pueda verse como perjudicial para el gobierno de Taiwán y la posición internacional de Taiwán es, por lo tanto, de interés para Pekín.

Pero el PCC no es un analfabeto, en cuanto a la economía. Es muy poco probable que marcar puntos políticos contra Taiwán sea la única justificación para arrojar una gran cantidad de dinero en un país caribeño relativamente pequeño.

Entonces, ¿cómo se justifica la estrategia de diplomacia del dólar de Pekín? Se puede encontrar una mejor visión al observar los detalles de su acuerdo con República Dominicana y sus relaciones económicas con otros países en desarrollo de todo el mundo.

Inversión y préstamos de China

Huelga decir que China no ha revelado públicamente cuánto ofrecieron a la República Dominicana para ganar su apoyo diplomático. De hecho, incluso fueron tan lejos como para tratar de afirmar que la medida fue una política con “sin precondiciones económicas”.

Pero fuentes taiwanesas sitúan la cifra en US$3,1 mil millones y no hay otras fuentes que parezcan cuestionar esto. Sin embargo, este no es un simple pago en efectivo. Más bien, este será un paquete de inversión y préstamos.

Según funcionarios del Ministerio de Asuntos Exteriores de Taiwán, el paquete incluye US$400 millones para una nueva autopista, US$1,600 millones para proyectos de infraestructura y US$300 millones para una nueva planta de energía de gas natural. Según Reuters, el paquete también incluye asistencia financiera y préstamos a bajo interés.

Eso bien puede ser el caso, para empezar. China necesita hacer un trato dulce para atraer a la República Dominicana. Pero como todas las buenas trampas con miel, una vez que la presa ha sido atrapada, la verdadera situación comienza a ser más clara.

Como régimen autoritario de un solo partido, el PCC puede adoptar un enfoque de sus políticas mucho más a largo plazo que la mayoría de los regímenes democráticos. No duda en aprovechar esta circunstancia en sus esfuerzos diplomáticos en el extranjero.

Como dijo Brahma Chellaney, profesor de estudios estratégicos en el Centro para Investigación Política de Nueva Delhi a fines del año pasado, “al igual que las potencias imperiales europeas emplearon diplomacia de cañoneras, China está usando deuda soberana para doblegar a otros estados a su voluntad (…) Debido a que China elige sus proyectos de acuerdo con su valor estratégico a largo plazo, pueden producir rendimientos a corto plazo que son insuficientes para que los países paguen sus deudas”.

En otras palabras, eligen invertir en proyectos que no generarán suficientes beneficios económicos para que el país pueda cumplir sus deudas pendientes con China en el futuro cercano. Al principio, estos préstamos pueden parecer de bajo interés, pero la cantidad adeudada y, de hecho, las tasas de interés aplicadas aumentarán rápidamente, lo que le dará una gran influencia política al PCC.

Las trampas de la deuda china ya cosechan recompensas

Y hay muchos ejemplos de que el PCC aprovecha esto al tomar el control de los activos naturales y estratégicos en detrimento tanto del país en desarrollo como de una mayor estabilidad global.

Tal vez el mayor ejemplo de esto hasta la fecha haya sido Sri Lanka. No pudieron cumplir con sus obligaciones de deuda con China y el PCC les obligó a entregar el principal puerto sureño de Hambantota a China Merchants Port Holdings, propiedad de CCP, en un acuerdo de US$1,1 mil millones.

El acuerdo con Hambantota ha sido comparado con el movimiento colonial británico para controlar Hong Kong y la mayoría de los expertos lo consideran un socavamiento directo de la soberanía de Sri Lanka. Pero el PCC no le dio opción al gobierno de Sri Lanka.

Este no es el único ejemplo. El próximo puerto que probablemente será confiscado por el PCC es Mombasa, en Kenia, la puerta de entrada al este de África, ya que Kenia se enfrenta actualmente a enormes deudas con China.

Djibouti, en el este de África, también se vio envuelto en una deuda insostenible con China y se vio obligado a arrendar una de sus bases militares a China por solo US$ 20 millones al año. Esto le ha dado al Ejército de Liberación Popular del Partido Comunista su primera base en el extranjero, así como un punto de apoyo en África.

Es probable que otro continúe rápidamente en la nación insular del Pacífico de Vanuatu, donde se está discutiendo otro acuerdo de canje de deuda por capital que incluiría una base militar no especificada. Otras naciones del Pacífico se enfrentan a presiones similares.

Y en Turkmenistán, la deuda se ha utilizado para asegurar el control de un enorme gasoducto en términos que son enormemente favorables para China.

El verdadero propósito de la “estrategia Belt and Road” (1)

La mayoría de estos ejemplos provienen de proyectos bajo la política emblemática de Belt and Road de China. Esto es facturado por el PCC como un proyecto de ayuda e inversión, pero en la realidad parece ser más como una estrategia para usar la influencia económica de China para establecer trampas de deuda y luego asegurar a cambio activos lucrativos o estratégicos.

Y no se limita a estos pocos ejemplos citados aquí. El laboratorio de investigación AidData en el College of William & Mary, en Virginia, Estados Unidos, ha trabajado con investigadores de la Universidad de Harvard y la Universidad de Heidelberg en Alemania para identificar más de 5,000 proyectos de este tipo en 140 países de todo el mundo.

Parece que República Dominicana ahora también puede agregarse a esta lista. ¿Cuánto tiempo pasará antes de que el PCC tenga el control de su mayor activo, la mina Pueblo Viejo, la segunda mina de oro más grande del mundo? ¿O, tal vez, pronto habrá una base del Ejército Popular de Liberación en el Caribe, a una distancia sorprendente de la parte continental de los EE. UU.?

Cualquiera que sea el futuro de República Dominicana, la evidencia sugiere fuertemente que, al tomar los incentivos económicos a corto plazo de China, el país se está preparando para un futuro donde sus principales activos económicos y quizás incluso su propia soberanía territorial estará a disposición del Partido Comunista Chino.

  1. El Silk Road Economic Belt y el 21st Century Maritime Silk Road o The Belt and Road Initiative (BRI) es una estrategia de desarrollo propuesta por el gobierno chino que se centra en la conectividad y la cooperación entre los países de Eurasia, principalmente la República Popular de China (RPC), el cinturón económico de la Ruta de la Seda (SREB) y la Ruta Marítima de la Seda (MSR) oceánica. La iniciativa fue conocida en inglés como One Belt and One Road Initiative (OBOR) hasta 2016. El gobierno chino llama a la iniciativa “un intento de mejorar la conectividad regional y adoptar un futuro mejor”, mientras que los críticos lo llaman un impulso de China para asumir un papel más importante en los asuntos globales con una red comercial centrada en China.

Sobre Nosotros

Somos una revista de publicaciones noticiosas de carácter general.

Nuestro objetivo es llevar informaciones precisas y veraces en un formato moderno y dinámico.

El Correo.do es un medio abierto al flujo de las ideas, que propicia un debate más deshinibido de los temas nacionales y con un profundo arraigo en los valores de la democracia republicana y del Estado de Derecho.

Declaración de Principios

El Correo.do es un medio independiente que asume un compromiso con la libertad de expresión, la transparencia y el acceso a la información de los ciudadanos.

En las actuales circunstancias, la sociedad dominicana atraviesa momentos muy difíciles y para nosotros, el periodismo crítico y el acceso a la información pública son fundamentos esenciales del pluralismo democrático.

La calidad y la independencia de las investigaciones que publicamos son innegociables y sólo obedecen a criterios editoriales de nuestras políticas informativas.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…